cliente ideal

Cliente ideal ¿por qué debes tenerlo?


¿Te has preguntado alguna vez por qué no son efectivas tus estrategias para vender más? ó ¿Por qué no vendes más si has pagado publicidad o publicas en redes sociales?

Justamente es porque la publicidad o las estrategias no van dirigidas a alguien en específico y eso hace que no sean efectivas.

Si desconoces quién es tu comprador potencial, cómo puedes diseñar una campaña o estrategia de marketing efectiva.

Cuando estamos al frente de un negocio, siempre tratamos de conseguir clientes a toda costa, aunque esto implique bajar nuestras utilidades, trabajar más por menos dinero, lidiar con clientes que causan dolores de cabeza etc.

Después de mucho tiempo de tener tu negocio te vas a dar cuenta que solo existen dos grupos de personas, clientes que no son ideales o clientes que si son ideales.

Más del 90% de los micro y pequeños negocios (los pepe y toño) no tienen definido a su cliente ideal y por eso además de frustración, causa pérdida de dinero.

Ya he hablado mucho del cliente ideal, pero…

¿Qué es un Cliente ideal?

El cliente ideal es la representación ficticia de la persona que esperas llegue a comprarte.

Debe estar basado en datos reales sobre el comportamiento y las características demográficas de tus clientes.

Incluso va más allá. También, se busca crear sus historias de vida personal, motivaciones, objetivos, retos y preocupaciones.

Si no ha quedado claro, te explico de una manera más gráfica.

El cliente ideal es aquella persona ficticia, que te servirá de modelo para dirigir todos tus esfuerzos en esa persona y lograr venderle a muchos clientes iguales.

A ver ya me interesó el tema pero ¿Cómo funciona eso?

Así como te lo he dicho, debes preparar una persona ficticia, con datos ficticios pero que se asemejen a lo que estás buscando como cliente.

Pero como a mi me gusta hacer esto muy didáctico te lo voy a ejmplificar.

Supongamos que tu negocio es de bisutería y vendes collares y aretes artesanales hechos por ti.

Tu cliente ideal, podría ser una mujer de Nombre Clara Pérez, de 35 años de edad, profesionista, que sea apasionada por las fotos, le agraden las manualidades, que su personalidad sea extrovertida, amante de los productos artesanales, sea sociable y que aspire a ser única e irrepetible.

Exacto, ahora tienes que ir por muchas Claras Pérez.

Ya te he dicho el final de la historia, pero ahora quiero compartirte el cómo se hace.

Te recomiendo que tomes lápiz y papel, y directamente desde tu Smartphone toma nota de las siguientes consideraciones;

La clave para que desarrolles quien es tu cliente ideal es sacar la siguiente información:

Su información personal

Primeramente, escribe los datos generales de su información personal, tal como su edad, género, ciudad de origen, educación, estado civil, dirección, teléfono, correo electrónico, etc.

Y claro, que inventa un nombre para ponerle rostro a este cliente ideal. Recuerda que tienes que diseñar una representación ficticia (pero con datos reales) de tu Cliente Ideal.

Aquí la importancia de empezar a delimitar es que algo tan simple como la edad de tu Cliente Ideal puede repercutir en toda tu estrategia de Marketing.

Y en todo lo relacionado, por ejemplo pensemos en el ejemplo de bisutería que he hablado antes; aunque probablemente quien compre sea un hombre el 14 de Febrero, éstos estarán pensando en qué regalarán a tu cliente ideal; por lo que tu cliente ideal siguen siendo el mismo.

Aparentemente suena sencillo; pero en la práctica te darás cuenta que entre más conozcas a tu cliente ideal; estarás del otro lado. Pero continuemos con otros elementos importantes sobre su comportamiento; por ejemplo su información profesional.

Su información profesional

Aquí, vas a describir a qué se dedica, si tiene estudios, qué rol juega en su trabajo; si trabaja en una compañía, el tamaño de esa compañía, si tiene algunas habilidades en específico, o cómo es su día de trabajo habitual, qué herramientas sabe utilizar, si tiene un jefe, cómo es la relación con su jefe, y todo pero todo lo que se pueda.

Esta información es muy importante; ya que como debes enfocarte en su comportamiento, esto te permitirá saber por ejemplo los horarios de su trabajo; ver los días que tiene disponibles para asistir a tu negocio 😉

Sus retos y metas

En esta parte, deber especificar cuáles son sus metas en la vida; tanto personal como profesional; qué es lo más importante en la vida, cuáles son sus prioridades, qué retos impactarán a sus metas de vida, cómo podrías ayudarle a llegar a sus metas, etc.

El conocer a fondo a tu cliente ideal te permitirá idear la estrategia más adecuada para enfocar tus tus esfuerzos a ayudarle a cumplir esas metas.

Si por ejemplo, una de las metas en la vida de tu cliente es ser reconocido; sabrás que debes implementar una estrategia para decir que las personas transmiten lo que son a través de los detalles y accesorios que portan; y que ésta es la mejor manera de ser reconocido por los demás. Sólo por poner un ejemplo.

Dónde está tu cliente ideal

En el mismo orden de ideas, algo muy importante a la hora de definir a tu cliente ideal es que te enfoques lo más que puedas en saber dónde se encuentra.

Por ejemplo, debes investigar de dónde obtiene información usualmente, cómo se comunica, qué redes sociales utiliza, qué aplicaciones usa, a dónde suele ir; por ejemplo reuniones o conferencias, qué hace en su día a día, cuáles son sus pasatiempos favoritos, etc.

Si tu cliente ideal le gusta demasiado estar en Facebook, ¿por qué sigues invirtiendo más dinero en publicidad tradicional como los volantes en lugar de invertir en Facebook Ads para tu negocio?

La meta es conocer como la palma de tu mano en donde está ese cliente, si le gusta ver videos en YouTube por ejemplo; bueno te está diciendo a gritos por qué canales lo debes seguir.

Y tocando este punto; una pequeña reflexión:

si tú mismo como emprendedor o comerciante; consumes cierto tipo de contenido (publicaciones en Facebook, en Instagram, te gusta ver videos en YouTube, o tal vez optas por los cursos en línea, o disfrutas de las lecturas de Blog como este precisamente); entonces, ¿por qué no te has animado a producir contenido de valor por esos mismos formatos para tus clientes?

Interesante, ¿verdad? Pero esto no se acaba aquí; continuemos con sus valores y miedos.

Sus valores y miedos

Y claro que los valores y miedos definen gran parte de nuestro comportamiento; es por ello que debes describir también, cuál es su principal valor que tiene como persona o como profesionista.

Conocerlo a tal grado que sepas que si a tu cliente ideal sólo iría con personas que tengan artículos originales.

O que uno de sus principales miedos es ir a una fiesta y toparse a otra amiga con los mismos accesorios ya choteados. Ok, ok para esto tendrías que implementar una técnica de propuesta de valor.

Y ahora entenderías porque no visitan tu negocio este tipo de clientes.

Otros aspectos a evaluar de tu cliente ideal, son por ejemplo:

  • Qué considera a la hora de elegir comprar un producto o servicio,.
  • Qué valoraría en tus servicios
  • Qué objeciones les haría a tus productos o servicios.
  • Qué hace antes de finalizar la compra.

Entre todos los aspectos relacionados que se te ocurran.

Entre más y mejor conozcas a tu cliente ideal; podrás desarrollar muy buenas estrategias para llamar su atención.

La información negativa de tu cliente ideal

El otro lado de la moneda a considerar es la información negativa de tu cliente ideal.

Es muy importante tener atención en este punto ya que debes analizar qué tipo de clientes son los que definitivamente NO quieres.

Existen ese tipo de clientes con los cuales rechazas rotundamente a trabajar.

Esos son los que evitarás a toda costa; por ejemplo los que son muy sabelotodo en el tema, los que son problemáticos y difíciles; los que son demasiado costoso para soportarlo.

O los típicos que no tienen mucho presupuesto o que no destinarían mucho recurso para gastarlo en tu negocio.

Aquellos que acuden a tu negocio pero fueron por un servicio o producto equivocado y realmente necesitan otro producto o un servicio diferente al que ofreces, etc.

Caracteristicas paciente ideal

¡Manos a la Obra!

Una vez hecho el análisis anterior, y teniendo la respuesta a cada una de esas preguntas, puedes enfocar todo tu tiempo, dinero y esfuerzo en llegar de la mejor manera a ese cliente ideal.

Esto desencadenará un proceso de toma de decisiones único para elegir y contratar tus servicios o comprar tus productos.

Es por esto que es muy importante de tener muy claro, quién es tu Cliente ideal.

Ya que esto, es el pilar para desarrollar la estrategia de Marketing de valor.

En conclusión.

¿Podrías definir con exactitud quién es tu cliente ideal?

¿Qué otros aspectos agregarías a este análisis?

Déjame tu comentario en la parte de abajo. Párrafo

Comparte este artículo para ayudar a más personas o como agradecimiento si es que crees que este tipo de artículos te ayudan a hacer mejor tu negocio.

Leave a Comment