segmenta tu cliente

No le vendas todo a todos

Todos los días los empresarios, emprendedores y comerciantes se levantan temprano con el fin de vender sus productos o servicios, pero la gran mayoría comete el mismo error.

Tratar de venderle todos sus productos o servicios a toda la gente. Esto no debe ser así, pues es tirar mucho dinero y esfuerzo en algo que no va a prosperar, o al menos no como se piensa.

Posiblemente aun no me entiendas mucho de lo que hablo, por eso ahora te contaré un caso que me pasó.

La historia.

Rodrigo es dueño de una llantera, dedicada a la venta de llantas nuevas, montaje y los accesorios.

Cuando lo conocí, me contó que estaba un tanto desesperado por que las ventas habían bajado y que su misma desesperación había hecho que se activará un poco más y que esperaba que vendiera ese día más, pues ya había puesto en marcha una estrategia de publicidad y esperaba que le diera resultado.

Le pregunté que cuál era esa estrategia y me contó que había enviado a su sobrino de 17 años a entregar 1000 volantes de papel con información de su tienda al Estadio Morelos al partido de Monarcas.

Ahí habría mucha gente y seguramente en dos horas máximo, terminaría con la publicidad.

Le comenté que tenía mis reservas de que funcionará su estrategia, pero le dije que no adelantaría mis pronósticos hasta después de ver los resultados.

Una semana después regresé y me dijo que le había echado la sal.

Que no había tenido más ventas y que no vió que rindiera frutos haber mandado a su sobrino a llevar esos papeles.

La conclusión

Ahora te preguntarás por qué no funcionó su estrategia de publicidad. Aquí te diré de manera muy puntual que fue lo que pasó.

  • Su sobrino si entregó los 1000 volantes.
  • Sí hubo mucha gente.
  • Terminó antes de 2 horas.

Entregó 1000 volantes y lo recibieron 1000, pero solo 250 lo leyeron a consciencia.

De esos 250, solo 200 personas tenían auto. De esas 200 se interesaron 100 la mitad era de fuera y la otra mitad que son 50, querían ir, pero no en ese momento. Al día siguiente, se olvidó esa publicidad.

El resultado fue el que yo había previsto y no tanto por qué le haya echado la sal.

Lo anterior pasa por quererle vender todo a todos, pero sobre todo por no tener bien definido a tu cliente ideal.

Después de platicar con Rodrigo sobre su amarga experiencia, le comenté sobre la estrategia de embudo de ventas y decidió que nosotros le ayudáramos con esa parte.

Hace un par de semanas cumplimos dos años de trabajar juntos y creanme, le va mucho mejor que con los volantes.

El comercial.

Si quieres saber más a fondo sobre el cliente ideal te invito a que leas el artículo que sin duda, te ayudará bastante.

Y como siempre, te invito a compartir en tus redes sociales este tipo de información si crees que es de valor para tus conocidos.

Leave a Comment